Guachos

Poníamos sobre la mesa algunos asuntos de orden doméstico, nada demasiado relevante, me parece. Aunque ahora recuerdo solo a Karin, sé que estábamos reunidos varies, supongo que les actuales habitantes de la casa, es decir, Mel, Orne, Pablo, Carol, quizá mi madre, tal vez hasta Indiana, quien ya se va, dudo que Paula o Henry, quienes apenas llegan, y yo por supuesto. Entre las trivialidades operativas de escasa o nula importancia que tratábamos, surgía de pronto el tema de mi atracción por los guachos, pero no sabría decir ahora si el asunto era introducido a la conversación como un problema o si se mencionaba al vuelo, casi como anotación al margen, y nada más.